jueves, 26 de febrero de 2009

Fraude Marcario: un contransentido

Mientras algunos funcionarios del Gobierno Nacional no agotan esfuerzos en la lucha contra el fraude marcario, como es por caso lo que se actúa desde la Dirección General de Aduanas con la Dra. Silvina Tirabassi a la cabeza, tratando de frenar en frontera el ingreso o egreso de mercadería falsificada, otros en cambio, como la titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), María José Lubertino se paran en la vereda de enfrente, mostrando un total desprecio por el derecho de propiedad de los titulares de las marcas y por lo ... que norma nuestra legislación.
La funcionaria habría dicho que usaba carteras Louis Vuitton falsas. “Mis Louis Vuitton son truchas”, confesó Lubertino a la revista Noticias.
La verdad desconcierta en boca de una funcionaria semejante falta de respeto a la letra de la ley y al derecho de propiedad. Habría que recordarle a la funcionaria lo que enseñan los arts. 277 y 71 del Código Penal; los arts. 5 y 177 del Código Procesal Penal y lo que dispone la ley de marcas en sus arts. 31 y concordantes. Todo ello sin mencionar un Acuerdo Internacional de la talla del ADPIC al que nuestro país adhirió conforme la ley 24.425. Lamtentable tan desafortunada conducta de la funcionaria como sus declaraciones en este sentido.
Recordemos que el flagelo de la falsificación es el delito del siglo XXI tanto para Interpol como para el FBI; que mueve mas de 500 billones de dólares en el mundo entero, dinero este que alimenta delitos aún mas peligrosos como el tráfico de armas o el narcotráfico. Que hemos sido testigos de talleres clandestinos donde se tenía a los trabajadores en condiciones infrahumanas haciendolos trabajar en la producción de productos falsificados. Luego, no se le puede escapar a nadie, mucho menos a quién tiene a su cargo el control de algo tan importante como es la discriminación la gravedad que encierra alimentar estas cadenas delictivas, coadyuvando con la compra de sus productos falsos.
Como curiosidad, que moverá a una persona a usar marcas falsificadas? Quizás hacer creer a los demás que se tiene lo que no se puede adquirir, o que se es parte de un segmento del cual no se es participe? Quizas hacer creer que se reprocha lo que en rigor se desea?
Como sea, como dije, muy desafortunadas las declaraciones; una lástima comparándolo con tanto esfuerzo que se realiza en sentido contrario desde la Aduana.
En todo caso, rescato y me quedo con lo que se actua desde la DGA.
RJ

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Roberto:
Lo extraordinario del caso, es que ningún Fiscal tomó cartas en el tema.
La Sra. Lubertino no escapa a las conductas observadas por grandes sectores de la población que, a sabiendas, adquieren productos falsificados violando expresamente la ley.
Estos sectores, como no pueden ser solo desean parecer.
Sin embargo, el problema de la Sra. Lubertino radica en que, además de confesar la comisión de un delito, quien lo hace es funcionario público.
No obstante, insisto, lo que mas me llama la atención es que ningún Fiscal haya intervenido rápidamente luego de los dichos de la funcionaria.
Y nosotros pretendemos que la ley 22.362 sea modificada...
Un abrazo a todos los amigos del blog
Dr. Enrique Lisandro Cabo

andrea de leon, abogados consultores dijo...

"...estupenda reflexiòn sobre todo en torno al asunto POLITICA DE ESTADO, es obvio que los Gobiernos y los Estados deben tener politicas coherentes en relaciòn al controversial tema de LA FALSIFICACION MARCARIA poco a poco vemos como los parques Industriales se estàn convirtiendo en autenticos cementerios de Empresas, porque simplemente LAS POLITICAS DE ESTADOS Y DE GOBIERNO se han convertido en protectoras de los que Violan a diestra y siniestra LOS DERECHOS INTELECTUALES, desde luego que la conducta tambièn puede predicar precisamente con el ejemplo , sì mis autoridades lo hacen entonces ¿por que yo no lo puedo hacer? he allì el problema se sabe que un ESTADO ES UN GIGANTE AL QUE LE CUESTA COORDINAR SUS MOVIMIENTOS pero esa dificultad no debe ser tan evidente LATINOAMERICA necesita adecuarse a las Leyes y sistemas que protegen LA PROPIEDAD INTELECTUAL pero no sòlo en la letra de la Ley sino en la aplicaciòn efectiva en un cambio de visiòn y de pràctica porque esto no es màs que DEFENDER LA INDUSTRIA NACIONAL si se respeta un Derecho tan elemental como el Derecho de Propiedad intelectual la Empresa tendrà posibilidades de prosperar caso contrario nos convertiremos en importadores de productos truchos y nuestras economias dependeran simplemente de la Delincuencia Internacional. Me pregunto entonces ¿esto es lo que se quiere?

Saludos a los Dres: Roberto Porcel y Enrique Lisandro Cabo y asì a todos los amigos del Blog que como siempre resulta un sitio excelente para la refelexiòn de tan delicado tema.

Cordiales, Saludos !!!

Dr: Gilberto Antonio Andrea Gonzàlez
ABOGADO-U.C.A.B.