sábado, 25 de marzo de 2017

El SOMU se encamina a nuevas elecciones en diciembre



Leer Mas

miércoles, 15 de marzo de 2017

¿SOMU o no SOMU?

Les dejo algunas reflexiones publicadas en INFOBAE sobre lo que acontece en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), uno de los sindicatos mas importantes por la influencia que tiene sobre los ríos y puertos de nuestro país. El accionar de este sindicato impacta en forma directa sobre la economía del país. Quién fuera su Secretario General, Omar "Caballo" Suarez, hoy preso, y el resto de su Comisión Directiva procesados y/o imputados en sendas causas en la Justicia Criminal Federal, utilizaron este sindicato para enriquecerse ilegítimamente, y encarecer y entorpecer el transporte marítimo a partir de prácticas ilegales y extorsivas. Se creyeron los dueños absolutos de los ríos y puertos del país; actuaron con total impunidad y a no dudar, son grandes responsables de lo que sucede con el descontrol que hoy se ve se vive en las vías navegables que son utilizadas por narcotraficantes para ingresar drogas al país. Lo que vemos sucede hoy en Corrientes, en Itatí, no es una casualidad. De hecho Corrientes, era uno de los bastiones de Suarez. De allí la necesidad de normalizar con la mayor celeridad posible este Sindicato hoy intervenido por la Justicia Federal. Sus afiliados reclaman elecciones transparentes y libres, para que quienes resulten las nuevas autoridades trabajen para beneficio del afiliado y no para su beneficio personal como sucedió con Suarez y su acólitos. La actividad reclama un sindicato confiable que respete las reglas y coadyuve al desarrollo de la economía del país. El nuevo Interventor Judicial designado, Alfredo Bertonasco garantiza ese proceso. Es de esperar que antes que finalice el año, el SOMU se encuentre plenamente regularizado y al servicio de sus afiliados. El país lo necesita 
RJ

Leer Mas

sábado, 7 de enero de 2017

El grave problema de la falsificación de vinos

Les dejo un artículo publicado hoy en Infobae, donde vuelvo a tocar el tema de lo que sucede con la falsificación de vinos. Espero les resulte de interés.

Leer Mas

viernes, 6 de enero de 2017

FALSIFICACIÓN: LA HORA DEL VINO

Las organizaciones criminales han descubierto que falsificar vinos se ha convertido en un negocio cada vez mas redituable. Al principio las copias eran muy menores y de muy mala calidad. Pero con el correr del tiempo, se han vuelto cada vez mas sofisticadas y asusta ver el volumen que va adquiriendo el producto espúreo en el mercado. Se copia todo: las etiquetas, los corchos, las cápsulas, y por supuesto se adultera el vino. Cuanto mayor penetración tiene una marca, mas se la falsifica. Ciertamente, estas organizaciones criminales se encuentran muy bien organizadas en lo que hace a su logística. Y naturalmente, cuentan con el auxilio de comerciantes inescrupulosos para su distribución. Como sucede con casi todos los productos que se falsifican, la Justicia no le presta la debida atención. Continúa pensando que la falsificación es un delito menor, sin advertir el peligro y los riesgos que este delito encierra. Particularmente en lo que toca a la falsificación de vinos, si hubiese voluntad de parte de la Justicia de acabar con este flagelo, considero que no debiera de ser tan difícil, ya que no son tantos los posibles proveedores de las materias primas necesarias para la falsificación. Es decir, que con una tarea de inteligencia razonable, se debería descubrir sin dificultad de donde proviene el vino que se adultera, las imprentas que se utilizan, y donde se adquieren cápsulas y corchos. Lo mismo sucede con las empresas de transporte a las que se recurre para distribuir el producto por todo el país. Algo similar se podría argumentar respecto del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). Este Organismo es quien tiene bajo su órbita de control todo lo que tenga que ver con la fabricación y comercialización de vinos. Es su obligación controlar que no se comercialice vino adulterado en ningún comercio. Ello de conformidad con lo que dispone el art. 1 de la ley 14.878: “La producción, la industria y el comercio vitivinícola en todo el territorio de la Nación quedan sujetos a las disposiciones de la presente ley general de vinos y de su reglamentación.” De la lectura de la referida ley, se desprenden las facultades de dicho Organismo al respecto:”Los funcionarios a cuyo cargo esté el cumplimiento de la presente ley estarán autorizados para penetrar en cualquier hora en los locales, establecimientos o fábricas y examinar libros y documentos, realizar inventarios, requerir informaciones y extraer muestras de los productos a los que él se refiere, al efecto de su contralor en los lugares de producción en tránsito o en el comercio, pudiendo, si fuera necesario, recabar el auxilio de la fuerza pública y solicitar del juez competente órdenes para allanar domicilios, las que deberán despacharse dentro de las veinticuatro horas, habilitando los días y horas que sean necesarios.” La falsificación de vinos es algo muy serio, pues pone en riesgo la salud de las personas. Por eso la ley de vinos, califica y sanciona en su art. 31 la falsificación de vinos con una pena de prisión que va de tres a diez años. Como se advierte, mucho mas severa que para la falsificación de marcas en general. Sin embargo, insisto, salvo honrosas excepciones que por cierto las hay, la mayoría de los jueces federales a los que les corresponde intervenir no le asignan a las causas la entidad que merecen. A diferencia de lo que sucede con otros productos que se falsifican, donde el consumidor por lo general es encubridor del delito al adquirirlo a sabiendas de lo que consume, en el caso del vino falsificado, el consumidor es claramente un damnificado mas que pone en riesgo muy seriamente su salud. Por ello desde el Estado, debería prestársele mucho mayor atención a este delito. No solo por sus implicancias económicas, que afecta manifiestamente las economías regionales y provoca una elocuente evasión fiscal, sino porque se pone en riesgo la salud de la población. 
RJ

Leer Mas

domingo, 18 de diciembre de 2016

El duro aprendizaje del arte del acuerdo


Les dejo un artículo publicado ayer en INFOBAE que replicara también EL OJO DIGITAL, donde expongo mi punto de vista respecto de lo que sucede en el país en lo que se refiere a la política actual. Lo habitual a lo largo de los últimos 70 años ha sido la confrontación permanente en términos de fanatismo entre dos sectores bien identificados y diferenciados. Peronismo vs. anti peronismo. Por supuesto, dentro del peronismo, debemos diferenciar los distintos matices que lo han representado en los últimos años, como han sido el menemismo o el kirchnerismo. Sin embargo, en los días que corren, ese antagonismo entre dos grupos bien diferenciados no surge con tanta nitidez. Hoy, los sectores a los que se intenta presentar como adversarios irreconciliables no lo son en realidad. No se trata tan solo de oficialismo y oposición, sino que convergen dentro del espectro opositor, distintos partidos políticos con fuerzas bastantes equilibradas entre si, que de ninguna manera conforman un solo y único espacio político. Por el contrario, dentro de lo que no es oficialismo, confluyen sectores bien diferenciados e incluso enfrentados entre si. Mas aún, existe una paridad de fuerzas notable entre oficialismo y cada uno de los distintos espacios opositores, que hace que ningún sector pueda prevalecer por si. Ni oficialismo, ni partidos opositores. Se debe recurrir a alianzas inevitablemente para poder avanzar en el ámbito legislativo; y porque no, de cara a una elección. Sin embargo, desde el gobierno se intenta desconocer esta realidad y presentar que existe una disputa de poder, entre quien gobierna y la oposición, entendiendo por esta a una única fuerza opositora. Ello así, porque bajo esa lógica, se alimenta el fanatismo y simplifica la pelea como ha venido sucediendo en todos estos últimos años. Los buenos contra los malos. Lo paradójico, es que los "buenos" para vencer a los "malos" hoy necesitan recurrir a un importante sector de los malos... Tal lo que está sucediendo verbigracia con el proyecto de ley para reformar ganancias. El gobierno presenta que la oposición le quiere hacer daño, y que por ello avanzó en una ley que sencillamente lo desfinancia y le complica la gobernabilidad. Para vencer a esa fuerza "opositora", recurre a los gobernadores, que curiosamente, integran y son parte de esa fuerza "opositora única". Dicho de otra forma, el gobierno, -los buenos-, están decididos a terminar con los malos, -la oposición-, y para ello, convocan a los propios malos; no a cualquiera, sino a los mas poderosos de los "malos", a sus gobernadores. Podría decirse que es un oxímoron: algo así como ángeles del infierno. En suma, la realidad es que una vez mas, la política elige la vía de la confrontación por sobre el dialogo y el acuerdo. Es la política quién está invitando a confrontar intentando generar dos bandos que en rigor, no son tal cosa. Sería de desear que se reflexione al respecto y de una vez se tome el camino del diálogo y del acuerdo, como prometió el presidente Macri al momento de asumir como Presidente, en lugar de insistir en la confrontación, que tantos males ya le causó a nuestro querido y bendito país. No me quisiera extender. Sugiero lean el artículo. 
RJ

Leer Mas

viernes, 23 de septiembre de 2016

Cuando el ciudadano está por las suyas..

Les dejo un artículo publicado hoy en Infobae donde expongo mi punto de vista respecto de la legítima defensa y la situación de indefensión en que nos encontramos los ciudadanos. Las instituciones no funcionan, la justicia se encuentra muy cuestionada, la policía otro tanto; lo mismo sucede con los servicios de inteligencia que parecieran estar librando una guerra entre nuevos y antiguos. Dentro de este marco, el ciudadano se encuentra solo y desprotegido. Finalmente, como suele ocurrir, toda acción produce una reacción. Y eso es lo que está sucediendo. Estamos asistiendo a un festival de corrupción, donde aparecen todos los días bolsos y cajas llenas de dinero, cajas fuertes en lugares insólitos, todo tipo de alhajas y relojes, casas vacías, enormes extensiones de tierras, y sus responsables parecieran hasta la fecha no tener ninguna sanción. A no dudar, toda esta situación alimenta la sensación de libertinaje y de falta de respuesta por parte del estado. Del lado del delincuente, pareciera haber piedra libre para delinquir con toda libertad. Del otro lado, la sensación es que cada uno está por las suyas... RJ

Leer Mas

miércoles, 21 de septiembre de 2016

La falsificación nunca es inocente

La justicia federal acaba de liberar en un procedimiento ordenado por el juez federal Marcelo de Giorgis, 88 personas en situación de esclavitud. Esas personas, en su gran mayoría de nacionalidad boliviana y entre ellos 22 menores de edad, se encontraban trabajando en talleres clandestinos, donde se producía mercadería falsificada. Nada nuevo. Ya se ha vuelto algo corriente esta metodología de traer gente engañada al país, para después someterlos y tenerlos trabajando como esclavos para lucrar con la falsificación de marcas. Lo que sorprende, es que del otro lado del mostrador, todavía no se termine de tomar conciencia sobre lo que significa y alienta comprar mercadería en infracción. En otro procedimiento, esta vez dispuesto por el juez federal Sebastián Casanello, se liberaron tras una falsa puerta, 38 personas mas, también de nacionalidad boliviana y paraguaya, que se encontraban sometidos, confeccionando remeras de fútbol con marca falsificada, y ropa de mujer... Insisto en que el delito de fraude marcario, no se trata de un delito insignificante o inocuo, sino que retroalimenta delitos aún mucho mas peligrosos y dañinos, como son la trata de personas, la esclavitud, el narcotráfico y el terrorismo. Al comprar mercadería falsificada, hay que decirlo sin eufemismos, se está "encubriendo" un delito. Sin ese comprador de la mercadería en infracción, la falsificación fracasaría. Por ello hay que tomar conciencia, que al momento de comprar productos con marca falsificada, no se le está haciendo un "favor" al vendedor callejero, sino que se está perjudicando y poniendo en peligro a mucha gente, mas allá de los propios dueños de las marcas. Como de costumbre, en los allanamiento se secuestró gran cantidad de máquinas y telas. Lo que una vez mas pone al descubierto, que estas organizaciones criminales manejan grandes cifras de dinero. Ojalá los argentinos que tanto pregonamos por un cambio, aportemos nuestro granito de arena, y dejemos de adquirir productos falsificados. Comprar mercadería falsificada, es delito.! No sean parte de él.
RJ

Leer Mas

jueves, 8 de septiembre de 2016

Falsificación de cigarrillos

Todo se falsifica. No es ninguna novedad. Pero tratándose de cigarrillos, la novedad es que lo más frecuente es que se los contrabandee, no que se los falsifique. En esta ocasión, sin embargo, una investigacion ordenada por el juez federal de Lomas de Zamora desbarató una organización criminal que se dedicaba a la falsificación de cigarrillos utilizando la marca Marlboro. Como es usual en estas organizaciones, se encontraron en el lugar importantes máquinas para llevar adelante la falsificación, que una vez mas revelan que siempre detrás de la falsificación marcaria se mueve gran cantidad de dinero. Por supuesto, también se secuestraron armas. Una vez más vemos como este delito florece moviendo mucho dinero negro que después se direcciona para delitos más graves aún, como narcotráfico o terrorismo. Al igual que lo que sucede con otros productos, como medicamentos o vinos por caso, más allá de la peligrosidad que encierra este delito atendiendo al destino final que se le da al dinero que produce, hay que advertir la peligrosidad intrínseca que importa para la salud consumir productos que no tienen ningún tipo de control sanitario. Es necesario que la sociedad se concientice que cuando adquiere un producto falsificado, no está cometiendo un acto sin consecuencias, sino que se constituye en un eslabón más de una cadena altamente peligrosa. Para ampliar en esta noticia, los invito a leer la nota correspondiente en Infobae
RJ

Leer Mas

lunes, 5 de septiembre de 2016

Otra vez los medicamentos en la mira

Nuevamente aparecen en escena los medicamentos comercializados en la calle. Nuestro país ya sufrió hace años atrás la falsificación de medicamentos, con el riesgo y daño que ello provoca y provocó. Tanto fue así, que motivó una reforma del Código Penal a partir del art. 200 de dicho cuerpo normativo, para sancionar las conductas que pusieran en riesgo la salud de las personas. Desde este mismo blog, hemos denunciado en reiteradas oportunidades como se comercializaban medicamentos en infracción en distintas ferias del país. Desgraciadamente, vemos que esa modalidad, que parecía haberse superado, vuelve a aparecer. Todavía muy fresco en la memoria lo que sucedió con lo que se conoció como la mafia de los medicamentos, se vuelve a poner en riesgo la salud de la población permitiendo o no combatiendo la venta de medicamentos en la vía pública. Medicamentos robados, -con la interrupción de la cadena de frío que ello implica-, o medicamentos vencidos, y medicamentos falsificados y/o adulterados es lo que se ofrece a la venta en las ferias callejeras. Ausencia total del estado en los controles mínimos y trazabilidad de los productos. Diario Popular puso el foco en lo que está sucediendo alrededor de los medicamentos y la venta callejera. Esperemos que las autoridades tomen cartas en el asunto y no permitan que estas conductas vuelvan a desarrollarse en nuestras calles. Lamentablemente, estas ventas no cesan ni mucho menos disminuyen vía Internet, la mayor feria virtual de todas. Por eso el consejo o el mensaje que dejamos, es no adquirir medicamentos por dicha vía. Pero en lo que hace a las ferias territoriales, la necesidad tiene cara de hereje. Por ello se impone que las autoridades tomen cartas en el asunto y no permitan que se ofrezcan a la venta este tipo de medicamento a ningún argentino en ninguna calle o feria de este país. Lo ideal, por supuesto, sería que se persiga y detenga a quienes proveen de esos medicamentos a las calles... 
RJ

Leer Mas