viernes, 9 de noviembre de 2007

Conferencia contra la Falsificaciòn y la Piraterìa en Buenos Aires




Transcurrido el primer dia de los dos que ocupa la Conferencia contra la Falsificaciòn y la Piraterìa que organiza en Buenos, Aires en el Four Seasons Hotel, la Organizaciòn Mundial de Aduanas, con la colaboraciòn -que debo destacar ha sido realmente excepcional- de la Aduana Argentina, les dejo ... mis primeras impresiones.
Comenzarè por señalar que salvo alguna rara excepciòn, todos los protagonistas, tanto internacionales como de nuestro paìs, han reconocido la peligrosidad que encierran estos delitos contra la propiedad, ya sea que se violen derechos de autor, marcas o patentes, y la necesidad que subrayo, de readecuar las leyes penales para hacerlas efectivas a las nuevas modalidades y realidad de estos delitos.
Han señalado los distintos expositores, la vinculaciòn que existe entre la falsificaciòn y la piraterìa, con el terrorismo, el narcotràfico y el tràfico de armas.
Tambièn han puesto de manifiesto los peligros que entraña para la salud mundial, la falsificaciòn de medicamentos. Se calcula que para el 2010, las pèrdidas deberàn considerarse en el orden de los 75.000 millones de dòlares; considerando que entre el 10 y el 20% de los medicamentos que circulan por el mundo son falsos, segùn se trate de paises mas o menos desarrollados.
En cuanto a las pèrdidas que provocan a los estados y a los damnificados directos, los nùmeros expuestos, son realmente escalofriantes; ya superan los 500 billones de euros. Para la OCDE las pèrdidas calculadas en funciòn de los decomisos efectivos logrados en el proceso del comercio internacional, -pero cuidado-, sin contar la piraterìa digital, y no incluyendo los productos producidos y consumidos dentro de los paises ni los intangibles, superan los 200 billones de euros durante el 2005. Como ven, cada vez mas serio el problema.
Han participado brindàndonos toda esta informaciòn, ademàs de las autoridades de la Aduana Argentina y del Secretario General de la OMA, representantes de INTERPOL, directores de distintas Aduanas del mundo, miembros de la OCDE, representantes de la Organizaciòn Mundial de la Salud, representantes del Japòn y de Alemania, para contarnos en estos dos ùltimos casos, primicias sobre los programas de la presidencia Japonesa del G8 y los ùltimos logros de la presidencia Alemana del G8.
Como siempre, el mayor tràfico de la piraterìa que se desparrama luego por el mundo, proviene de Asia, con un 69,7%; un 4,2 proviene del Middle East, y un 0,8% de Sudamèrica.
Para el Secretario General de la OMA, señor Michel Danet, por cierto hombre no muy afecto al Acuerdo TRIPs, la batalla ya està perdida. Sin embargo, inmediatamente y antes de dejarnos descorazonar del todo, llamò a lo que èl denominò "inventar nuestro futuro"; esto es, trabajar mancomunadamente con los sectores polìticos en pos de reformas legislativas que aseguren leyes que disuadan primero en la comisiòn del delito, y posibiliten luego la sanciòn para quienes incurran en el delito.
Exactamente lo mismo que estamos pidiendo desde esta tribuna y otras, desde hace ya tan largo tiempo y que algunos en nuestro paìs todavìa se niegan a escuchar y aceptar. Por supuesto, que tambièn explicò la necesidad de concientizar al consumidor y llamò a una activa intervenciòn y cooperaciòn del sector privado.
En mi pròxima entrada, les contarè sobre el panel que me toca moderar y lo ocurrido el dia de cierre. Mientras tanto pueden encontrar mas material en INFOBAEprofesional.


1 comentario:

Dr. Enrique Lisandro Cabo. dijo...

Roberto:
Que enorme placer es concurrir a la Conferencia contra la Falsificación y la Piratería en el Four Season Hotel y ver que lo que tanto se ha predicado por nosotros a lo largo de varios años es corroborado en la Argentina por los expertos de todo el mundo en temas de Falsificación penal de marcas.
Que enorme placer es oír a Cristophe Zimmerman, o a la Directora de Aduanas del Paraguay, Margarita Diaz de Vivar, entre otros tantos, hablar de aquello que aquí siempre ha sido negado y tabú para algunos colegas.
Que enorme placer fue oír, en el día de ayer, únicamente a dos colegas defender la actual ley de marcas bajo la estrafalaria idea que la misma, aún en su parte penal, no necesita modificación alguna.
Y digo únicamente a dos colegas, porque el resto, entre disertantes, panelistas y especialistas participantes del evento son absoluta y totalmente coincidentes en dos ideas que hemos sostenido a rajatabla: a) La necesidad de modicación a la parte pental de la ley 22.362 y b) La persecución penal hasta el fin de los falsificadores y organizaciones criminales o el crimen organizado para falsificar productos.
Cinco años atrás, cuando nosotros hablábamos de este tema en la Argentina nos miraban con ironía y se comentaba en voz baja y en mayoría, que modificar la ley era un disparate y que no había necesidad de perseguir penalmente a los falsificadores.
Hoy, cinco años después, solo dos colegas han quedado sosteniendo esta postura que, a la luz de lo visto ya no tiene sostén alguno.
Se ha hecho camino. Y lo mejor, es que no estábamos equivocados.
Un abrazo a los amigos del blog.